More

    Israel decide rescatar a El Al ante la falta de alternativas

    Después de señalar que no entregará ayudas económicas, el Gobierno de Israel propone un plan de rescate a El Al por US$250 millones que serían entregados mediante créditos con respaldo estatal. La medida está acompañada por la emisión de acciones por US$150 millones en la Bolsa de Valores del Tel Aviv que, en caso de no ser adquiridas por ningún privado, será tomada por el Gobierno.

    Hasta el momento, el plan es aceptado por la junta directiva de El Al y Knafaim Holdings, el principal controlador, permitiendo establecer un acuerdo con el Gobierno israelí. Las partes consideran que en caso de que el aparto público quede con un porcentaje suficiente para calificar como parte controladora de la línea aérea, se designará un administrador de la compañía por un periodo de tres años.

    El proceso todavía no se encuentra cerrado del todo ya que debe ser también aprobados por los sindicatos de la compañía aérea. A fecha de hoy, los gremios mantienen diferencias con la empresa por la transferencia de tripulaciones de la flota Boeing 737 a la de B787-9, además de la negativa de los pilotos para volar hacia destinos donde existen “una alta posibilidad de contagio” por COVID-19, aunque esto último puede ser entendido como una medida de presión dentro del conflicto.

    La propuesta del Gobierno incluye condiciones que deben ser aceptadas por el personal como la reducción de los salarios en un 20% en todas las gerencias para aliviar el nivel de gastos de la compañía. Los altos sueldos bajo una gestión que no está entregando resultados positivos venían siendo cuestionados por las autoridades y era una de las limitantes para entregar ayudas desde el aparato público. En paralelo, la administración de la compañía coloca al 80% de los 6.300 trabajadores en licencia sin goce de sueldo y se desvinculan a alrededor de 500 empleados, principalmente pilotos, tripulantes de vuelo y personal de tierra ante el menor número de operaciones para el periodo de reinicio.

    Hasta la semana pasada, el Gobierno israelí venía negando la ayuda a El Al por los pasivos arrastrados en los últimos años por parte de la administración privada, los que no guardan relación con la crisis del COVID-19, pese a las pérdidas por US$150 millones reportadas para los tres primeros meses de este año. El cambio en la decisión era altamente esperable por la vinculación política indirecta existente con El Al y por no existir alternativas inmediatas en el caso de una eventual salida del mercado. Cabe recordar que el resto de las líneas aéreas israelíes atienden mercados de nicho como vuelos chárter y el tramo doméstico entre Tel Aviv y Eilat.

    Pese a que el Gobierno podría tener una participación controladora, el propósito no es nacionalizar la línea aérea. Para tal efecto, la posible administración es temporal para después ser vendida a un privado. El principio es que el Estado no deba ser dueño de una compañía considerando que existen privados que están dispuestos a asumir esa actividad.

    De conseguirse los acuerdos, se espera que con las ayudas estatales El Al retome sus operaciones, las que están suspendidas desde el 01 de julio. La intención es activar los vuelos lo antes posible con el fin de reactivar el sector turístico israelí, altamente afectado por las consecuencias de la pandemia del COVID-19 y las restricciones establecidas por los distintos países.

    Fotografía portada - Boeing

    Destacados

    Noticias Relacionadas