More

    Cathay Pacific recibe fuerte apoyo financiero del Gobierno y anuncia que revisará su modelo de negocios

    Con el fin de atender su delicada situación financiera arrastrada por años, agravadas aún más por las protestas políticas-sociales y la pandemia del COVID-19, el Gobierno de Hong Kong anuncia una inyección de recursos por HK$39 mil millones (US$5 mil millones). La decisión responde a mantener la continuidad de la compañía ante los “desafíos sin precedentes” que enfrenta a corto plazo. El Gobierno reconoce que la aviación es fundamental para mantener a Hong Kong como centro económico y financiero mundial.

    Diseñado en tres partes, el plan busca proveer a Cathay Pacific fondos suficientes para resistir el periodo de recesión de la industria aérea y una plataforma financiera establece sobre la cual se podrá trabajar en la transformación del negocio en función de la nueva dinámica de los viajes. En la primera parte (Tramo A), la línea aérea emitirá HK$19,5 mil millones en acciones preferentes para que sean adquiridas por el Gobierno de la Región Administrativa Especial de Hong Kong después de tener la aprobación de los accionistas. Una segunda (Tramo B), corresponde a una emisión por HK$11,7 mil millones de acciones para los accionistas existentes, mientras la tercera parte (Tramo C), es la entrega de una línea de crédito por HK$7,8 mil millones disponibles para su retiro inmediato.

    La línea aérea acoge con beneplácito esta ayuda y destaca que continuará explorando oportunidades para mejorar su estructura de capital. Agrega que, de existir condiciones de mercado adecuadas, podrá acceder a nuevos mercados de capital y deuda de manera de fortalecer el balance.

    “Agradecemos el apoyo de capital del Gobierno que le permite a Cathay Pacific mantener sus operaciones y continuar contribuyendo a la posición de Hong Kong como centro de aviación internacional”, dice Patrick Healy, presidente de Cathay Pacific. El directivo agradece a los accionistas de la empresa por el apoyo y la confianza en el futuro a largo plazo de la línea aérea, pese a reconocer que este periodo es “el más desafiante” de toda la historia.

    Cathay Pacific viene experimentando un deterioro significativo de su entorno desde 2019. Las protestas político-sociales en Hong Kong contra una mayor injerencia de China representan una fuerte disminución en el tráfico de pasajeros que repercuten las finanzas, escenario que se agrava drásticamente con el brote de COVID-19 en China y posteriormente en todo el mundo. Al primer trimestre 2020, el ingreso por pasajero kilómetro recorrido (RPK, por sus siglas en inglés) cae un 99% respecto al año anterior.

    Con una recuperación muy lenta del tráfico aéreo mundial, la línea aérea está estudiando transformar su negocio. La razón responde principalmente ante la vulnerabilidad que tiene por depender únicamente del tráfico internacional, señalado como el último segmento que se recuperará post-pandemia COVID-19. En el periodo actual, ve altamente difícil recomponer la red por las altas restricciones que mantienen los Gobiernos sin perspectivas de recuperación a corto plazo.

    A la ausencia de vuelos domésticos, Cathay Pacific posee fuertes competidores en rutas internacionales en distintos frentes. Desde el territorio continental de China está la presencia de China Southern a través del hub que posee en la ciudad vecina de Guangzhou, así como las otras líneas aéreas china que desde distintas ciudades atienden mercados dentro y fuera de ese país. Desde el Medio Oriente y el Sudeste asiático, están la fuerte competencia que impone líneas aéreas como Emirates, Qatar Airways, Singapore Airlines, Garuda o Thai, entre otras, además de una creciente expansión del segmento de bajo costo y tarifas bajas (LCC, por sus siglas en inglés) en rutas medias como de larga distancia.

    Bajo los tiempos de confinamiento más estrictos en China, Hong Kong y los países de Asia, Cathay Pacific concentra sus esfuerzos en asegurar en la medida posible la liquidez de la compañía. En ese sentido, se han reducido los salarios más altos, plan de retiro voluntarios para muchos trabajadores, postergación en la entrega de nuevos aviones y la desprogramación de equipos más antiguos y menos eficientes, entre otras medidas.

    Para el cuarto trimestre de este año, la administración de la compañía considera determinar una reestructuración de Cathay Pacific en términos de capacidad. Se espera que para ese periodo exista una mayor claridad respecto al futuro más inmediato, permitiendo establecer planes más concretos. Los cambios están considerados para Cathay Pacific, Cathay Dragon y a la LCC HK Express.

    Fotografía portada – Cathay Pacific

    Destacados

    Falta de equipos de seguridad generará “cuellos de botella” en el aeropuerto de Santiago

    Con el argumento de la reducción presupuestaria establecida por el Ministerio de Hacienda, la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC) cancela la...

    Southwest podría seguir apostando por el B737 MAX como reemplazo de los B737-700

    Comprometida con mantener sus costos bajos como parte fundamental de su modelo de negocio, Southwest Airlines reafirma su interés en el recién...

    Aeropuerto de Santiago obtiene la certificación sanitaria de sus protocolos

    Tras dos meses de verificación, Nuevo Pudahuel obtiene la Acreditación de Salud Aeroportuaria (AHA, por sus siglas en inglés) por parte del...

    Chile abre fronteras con menor conectividad aérea, protocolos confusos y limitantes

    Después de ocho meses completos, Chile finalmente abre parcialmente sus fronteras. Presionado por distintos frentes a nivel interno como externo, el Gobierno...

    Noticias Relacionadas

    error: Contenido Protegido !!