More

    Estados Unidos anota un nuevo hito aeroespacial tras lograr con éxito el lanzamiento de la misión Demo-2

    Calificado como histórico y éxito rotundo, hoy la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (NASA) en conjunto con la empresa privada Space X efectuaron el lanzamiento de la nave «Crew Dragon Endeavor» propulsada por el sistema “Falcon 9”. Es la primera misión espacial en nueve años que se realiza desde el territorio de los Estados Unidos por lo que vuelve a colocar a ese país en el protagonismo de la carrera espacial, ahora con una mayor cooperación público-privada.

    Precisamente, parte de las palabras que Jim Bridenstine, administrador de NASA, dice posterior al despegue están dedicadas al inicio de una nueva era en la carrera espacial mediante la cooperación con la empresa privada Space X. La unión de los sectores públicos como privados cobra fuerza durante el lanzamiento, en un intento por enviar un mensaje a la comunidad estadounidense frente al contexto actual que vive ese país, ya sea en lo que respecta al desarrollo tecnológico como en aspectos más políticos, sanitarios asociado a la emergencia del COVID-19 y últimamente también social de los últimos días.

    El eslogan #LaunchAmerica escogido para esta ocasión no es casual y va de la mano con el enfoque que el país quiere dar tanto a nivel interno como externo. Se trata de una señal potente con la que Estados Unidos dice al mundo “vuelvo a estar presente” en un nicho que se atribuye como propio.

    Cabe recordar que con el término en 2011 del Programa de Transbordadores Espaciales (Space Shuttle), después de 135 lanzamientos, Estados Unidos pierde por completo su capacidad para enviar astronautas al espacio. Dichas tareas pasan a depender íntegramente de la agencia espacial de Rusia con sus cápsulas Soyuz, y de China, ambos rivales en el contexto geopolítico actual. Por consiguiente, el éxito de esta misión se interpreta como una prioridad a conseguir.

    NASA tiene prohibido trabajar y compartir tecnología con China, sin autorización previa del Congreso. Por consiguiente, hasta ahora existía una especie de monopolio ruso en las misiones espaciales que para la administración Trump impone un desafío evidente por representar una pérdida de poder en un sector donde por años fue el hegemón por excelencia. En términos comparativos, un paralelo directo con la pérdida de poder e influencias que el país vive en las dos últimas décadas.

    “Demo-2” es la denominación de la primera misión tripulada de NASA en conjunto con Space X. Tiene por objetivo llevar a dos astronautas al espacio a bordo de un transporte espacial, denominado “Crew Dragon Endeavor” que está impulsado por el vehículo de lanzamiento “Falcon 9”. El destino final es la Estación Espacial Internacional (ISS por sus siglas en inglés).

    Tras un despegue puntual a las 15:22 horas (GMT -4, hora de Chile), actualmente el «Crew Dragon Endeavor» vuela en órbita a una velocidad de 27.000 kilómetros / hora transportando a los astronautas Bob Behnken y Doug Hurley. Si todos los pronósticos se mantienen y no hay percances de por medio, ambos tendrán un viaje de 19 horas en la cápsula espacial hasta llegar a la ISS. El acoplamiento está fijado a las 11:30 horas (GMT -4) del domingo.

    Misión del Dragón. Infografía NASA

    El “Crew Dragon Endeavor” es una cápsula espacial diseñada y construida por Space X para llevar a los astronautas hasta la ISS. Posee un diámetro de 4 metros, con capacidad para llevar a 7 personas. El vehículo es completamente autónomo hasta el momento del acople. Ya ha desarrollado esta operación previamente, pero sin tripulación a bordo. La presencia de los astronautas durante el viaje tiene por objetivo la supervisión de los parámetros, comunicaciones con el centro espacial e intervención manual en caso de que se presente alguna falla o emergencia.

    Según el programa de la misión de NASA, después del atraque en la ISS, las escotillas de las dos aeronaves espaciales se abrirán a eso de las 13:45 horas (GMT-4) permitiendo que Hurley y Behnken sean recibidos a bordo de la ISS y se conviertan en miembros de la tripulación de la expedición número 63. Se unen al astronauta Chris Cassidy y los cosmonautas Ivan Vagner y Anatoly Ivanishin.

    NASA agrega que Behnken y Hurley realizarán pruebas en “Crew Dragon Endeavor”, además de investigaciones y otras tareas con la tripulación de la estación espacial.

    Fotografía portada – Space X

    Destacados

    Construido en Chile el primer jet experimental Sub Sonex de América Latina

    En lo que se considera como un progreso para la iniciativa aeronáutica privada, en Chile se construye el primer jet experimental Sub...

    Emirates ve posibilidad de reactivar toda su flota de A380 hacia 2022

    Tras sufrir un fuerte impacto por las restricciones de viaje y la paralización de sus operaciones que le reportan en el primer...

    China a la Luna: la última misión estratégica del gigante asiático

    En un claro posicionamiento geopolítico y aeroespacial internacional, China consigue un nuevo progreso con el lanzamiento exitoso de la sonda espacial Chang’e...

    Helicóptero Airbus H160: un nuevo capítulo en la historia del fabricante europeo

    Con el fin de continuar con los éxitos de reportados por las familias anteriores, Airbus presenta el nuevo H160, un helicóptero de...

    Noticias Relacionadas

    error: Contenido Protegido !!