More

    Air France – KLM Group recibe aportes estatales, pero sujeto a compromisos medioambientales

    “El apoyo a Air France no es un cheque en blanco”, dice Bruno Le Maire, ministro de Economía de Francia, luego de la entrega por parte del Estado de un apoyo financiero de hasta €7 mil millones (US$7,6 mil millones) para Air France – KLM Group para sortear la crisis que impone el COVID-19. Las palabras del ministro están orientadas a una exigencia para lograr que la línea aérea francesa sea más más eficiente, sostenible y rentable.

    A diferencia de KLM y pese a las mejoras implementadas en los últimos años, Air France sigue estando en un nivel inferior en lo que respecta a eficiencia empresarial. Su situación responde principalmente por la fuerte presión sindical que tiene la empresa, hecho que ha sido reconocido en oportunidades anteriores por el holding franco-holandés al momento de negociar acuerdos laborales.

    Según Le Maire, la condición de competitividad es la principal para otorgar el préstamo. A esta se agrega nuevos objetivos de sostenibilidad, lo que se interpreta como parte de una reacción política a los movimientos ecologistas en el Europa que exigen a sus respectivos Gobiernos mayores compromisos en temas medioambientales. Al estar participada por el Estado francés y holandés, se considera que Air France – KLM Group debiera incurrir en nuevos esfuerzos.

    En ese contexto, Francia quiere que Air France reduzca en un 50% las emisiones de CO2 por pasajero para 2030 en comparación con niveles de 2005. Sin embargo, nuevas exigencias podrían adelantar ese objetivo para 2024 lo que obligará a tomar nuevas medidas, ya aceptadas en parte por la compañía aérea. De acuerdo a lo explicado por el ministro, Air France deberá reducir el número de vuelos hacia destinos de menos dos horas y media que tengan conectividad ferroviaria, lo que incluye todos los vuelos domésticos dentro de Francia. De proceder, las operaciones deberían estar limitadas sólo al hub, en este caso, París (CDG).

    A partir de septiembre 2021, Air France tiene previsto comenzar a incorporar 30 Airbus A220-300 para reemplazar gradualmente a los A318 y A319. Adicionalmente, considera agregar otros 30 equipos que están reservados mediante opciones de compra. Los A220-300 tendrán una capacidad para 149 y un alcance de 2.300 millas náuticas (4.259 Km.) permitiendo atender de manera más eficiente rutas domésticas troncales, regionales (hub Marsella, por ejemplo) e internacionales dentro de Europa y Norte de África, todo acompañado de un menor consumo de combustible.

    Fotografía Air France

    En los últimos días, Air France se ha comprometido con reducir la huella medioambiental, compensando y reduciendo sus emisiones. Ya están consideradas reducciones de emisiones de CO2 en un 50% en los vuelos que salen desde París (ORY) y en los vuelos interregionales como parte de la adaptación de la red. “Nuestra misión también es garantizar la continuidad territorial y vincular los territorios franceses a París y al mundo, respetando nuestros compromisos medioambientales y cuando no exista una alternativa efectiva con otros medios de transporte”.

    El Gobierno de Francia busca que Air France sea un ejemplo de línea aérea comprometida con el medio ambiente en todo el mundo. Se interpreta que grupos ecologistas han aprovechado la coyuntura y la petición de ayuda de las líneas aéreas a los Estados para presionar por nuevas reglas a favor del medio ambiente. Otros sectores, interpretan el escenario actual como una oportunidad para avanzar coordinadamente en términos eficiencia, competitividad y ecología.

    La solicitud de ayuda a los Gobiernos por parte de Air France – KLM Group responde al gran impacto que impone el COVID-19, las restricciones impuestas unilateralmente por los Gobiernos y la caída de la demanda, lo que pesará fuertemente en su EBITDA, a pesar de las importantes medidas implementadas para preservar su liquidez. Sus pronósticos mostraban que, sin financiación adicional, una inyección de liquidez sería necesaria en el tercer trimestre de 2020. En ese contexto, Air France y KLM inician conversaciones con los Estados francés y holandés para la implementación de medidas de apoyo específicas que les permitieran preservar su solvencia.

    El apoyo del Gobierno francés considera un préstamo por €4 mil millones a través de seis bancos con respaldo del Estado de Francia destinado a Air France – KLM Group y Air France. Este préstamo cuenta con garantía del 90% del Estado francés y tiene vencimiento a 12 meses, con dos opciones de extensión consecutivas de un año, que el holding puede ejercer. Se agrega, otro préstamo directo por €3 mil millones del Estado francés a Air France – KLM con un vencimiento de cuatro años y dos opciones de extensión consecutivas de un año. El mecanismo, sujeto a aprobación por parte de la Comisión Europea, permitirá a Air France – KLM proporcionar a Air France los medios necesarios para cumplir con sus obligaciones mientras continúa su transformación para adaptarse en un sector que será severamente golpeado por la crisis global.

    Air France – KLM Group declara que «el plan de transformación que se implementará incluirá compromisos económicos, financieros y medioambientales. En particular, implicará una revisión de las actividades de Air France para adaptarlas a la nueva realidad del mercado provocada por la crisis, y tendrá que fortalecer su situación financiera. Esta transformación también incluirá una ambiciosa hoja de ruta medioambiental para acelerar la transición sostenible».

    El Gobierno de los Países Bajos, por su parte, declara su intención de apoyar a KLM y al holding con un financiamiento de €2 a 4 mil millones. La condición obliga a que KLM no podrá pagar dividendos ni otorgar bonificaciones por la duración de la asistencia financiera y que el personal tendrá que aceptar recortes salariales y aquellos que perciban mayores ingresos harán la mayor contribución. La línea aérea holandesa también tiene hacer contribuciones en términos de sostenibilidad y reducción de ruidos. KLM ha señalado un plan para suprimir servicios aéreos en rutas de muy corta distancia que están también atendidas por servicios ferroviarios.

    Air France – KLM Group tiene participaciones de los Estados francés y de los Países Bajos casi en partes iguales de 14,3% y 14,0%, respectivamente. La administración del Presidente Emmanuel Macron ha establecido que su Gobierno no rescatará además a empresas que tengan registros en paraísos fiscales.

    Fotografía portada – Ricardo Delpiano

    Destacados

    Falta de equipos de seguridad generará “cuellos de botella” en el aeropuerto de Santiago

    Con el argumento de la reducción presupuestaria establecida por el Ministerio de Hacienda, la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC) cancela la...

    Southwest podría seguir apostando por el B737 MAX como reemplazo de los B737-700

    Comprometida con mantener sus costos bajos como parte fundamental de su modelo de negocio, Southwest Airlines reafirma su interés en el recién...

    Aeropuerto de Santiago obtiene la certificación sanitaria de sus protocolos

    Tras dos meses de verificación, Nuevo Pudahuel obtiene la Acreditación de Salud Aeroportuaria (AHA, por sus siglas en inglés) por parte del...

    Chile abre fronteras con menor conectividad aérea, protocolos confusos y limitantes

    Después de ocho meses completos, Chile finalmente abre parcialmente sus fronteras. Presionado por distintos frentes a nivel interno como externo, el Gobierno...

    Noticias Relacionadas

    error: Contenido Protegido !!