More

    ALTA no ve una mayor consolidación en la región, pero si la aceleración de JBA y otras alianzas

    Contrario a lo que pueda suceder en otras regiones del mundo, la Asociación Latinoamericana y del Caribe de Transporte Aéreo (ALTA), no visualiza una nueva y masiva ola de consolidación de la industria aérea en el continente, a diferencia de años anteriores. Bajo el escenario actual, la agrupación que reúne a las principales compañías aéreas y proveedores en la región, si visualiza la aceleración de procesos de integración ya anunciados o de que existan compras puntuales de empresas más pequeñas.

    “En América Latina, ya tenemos un mercado bastante consolidado”, comenta Luis Felipe de Oliveria, CEO de ALTA. “El proceso comenzó hace varios años dando como resultado operadores fuertes de gran tamaño para la región que es bastante interesante”. El directivo agrega que otras regiones en el mundo no han tenido un proceso similar y, en esos casos, podrían observarse procesos de consolidación adicionales referido a fusiones.

    Al dar un balance de la aviación latinoamericana bajo el COVID-19, explica que las compañías aéreas de la región viven un nuevo proceso llamado de internacionalización. Esta etapa se puede ubicar en un nivel inferior al de la consolidación o como una etapa inmediatamente posterior, en la que una o más firmas de mayor tamaño de otras partes del mundo adquiere propiedad en una línea aérea local. Según su opinión, esto ha permitido tener compañías “más fuertes” que años anteriores, pero no inmunes a la situación actual.

    A fecha de hoy, las principales líneas aéreas de la región son parte de alguna u otra forma de esta realidad. Aeroméxico y LATAM con la participación de Delta, la propiedad de Qatar Airways en LATAM con posibilidad de conseguir un aumento, el rol que puede ejercer United en Avianca o en Azul, son algunos ejemplos de esa realidad. A este grupo, se pueden añadir a algunas firmas de bajo costo y tarifas bajas (LCC, por sus siglas en inglés) como Volaris, JetSMART y Viva Air que pertenecen a grandes conglomerados como Indigo Partners LLC e Irelandia Aviation.

    Según de Oliveira, las líneas aéreas latinoamericanas ya pasaron por la parte de consolidación y ahora están en una fase de internacionalización. Si bien reconoce que cada compañía enfrenta “fuertes turbulencias”, las participaciones de grandes firmas podrían ayudar a otras a superar esta crisis. Independiente de ello, a corto plazo sugiere que las asociaciones, alianzas bilaterales o multilaterales pueden realizar un aporte más significativo.

    “No veo una consolidación mayor, quizás una aceleración de procesos de operaciones de acuerdos de negocio conjunto (JBA) que están parados. Pueden ser más efectivos ahora, en un escenario donde todos van a tener que reducir costos”, sentencia.

    Al igual que el proceso de internacionalización, las principales compañías aéreas de la región poseen JBA o están camino de alcanzar uno o varios. Cabe recordar que estas formas de asociarse no son fusiones y pueden ser bilaterales o multilaterales, atingentes a mercados específicos o durar por periodos limitados, con la posibilidad –incluso-, de coexistir. Entre los que destacan están los Delta con Aeroméxico para el mercado transfronterizo entre los Estados Unidos y México, los que están en proceso entre Delta y LATAM, United con Avianca y Copa Airlines, Azul con TAP, entre otros.

    Como en otros periodos de crisis, las compañías aéreas más pequeñas o que están solas en el mercado poseen un mayor riesgo, especialmente, si no han conseguido generar ahorros suficientes para los ciclos negativos. “Podemos tener algunas pérdidas en aerolíneas de menor porte”, dice de Oliveira. En su opinión se vislumbran dos escenarios: que no puedan subsistir a la crisis o que terminen siendo adquiridas por compañías más grandes.

    Ante lo anterior, enfatiza que ninguna aerolínea ni de la región ni del mundo está a salvo de una posibilidad de una bancarrota. “Todo va a depender de cuánto tiempo va durar esta crisis”. Para la recuperación, recomienda que es fundamental una muy fuerte coordinación entre el Estado, las líneas aéreas y los proveedores. “Como ALTA, IATA, ACI, OACI, CANSO, envolviendo a todas las partes de la industria y los Gobiernos, estamos trabajando para ver como comenzamos con el retorno de esta industria con el menor número de daños posibles, de manera segura y eficiente”.

    Destacados

    Chile entre los cinco países más afectados de la región en conectividad aérea

    Después de figurar en 2019 como uno de los cinco países mejores conectados de la región, Chile registra una importante afección en...

    American elimina cobros por cambio de viajes hacia Centroamérica y América del Sur insertando un nuevo nivel de competencia

    Siguiendo los cambios en las políticas de viaje aplicadas en los Estados Unidos, American Airlines elimina ahora los cobros por cambios para...

    Cinco países OTAN desarrollarán proyecto multinacional para un “helicóptero de próxima generación”

    En un marco de cooperación multilateral, Alemania, Francia, Grecia, Italia y el Reino Unido unen fuerzas para el desarrollo de un futuro...

    Líneas aéreas proyectan pérdidas por US$118,5 mil millones en 2020 y advierten un 2021 muy desafiante

    Después de una recuperación ausente en el segundo semestre, como inicialmente estaba previsto, la Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA) informa en...

    Noticias Relacionadas

    error: Contenido Protegido !!