More

    Air France – KLM Group reduce su oferta hasta en 90% y fija la suspensión temporal de sus operaciones a Chile

    Atendiendo la mayor crisis que enfrenta la industria aérea en todo el mundo, Air France – KLM Group se encuentra reduciendo las actividades de sus líneas aéreas. Tras revisar el drástico escenario global, el holding franco-holandés considera una reducción de capacidad, medida en asientos-kilómetros disponibles (ASK), entre 70% y 90%, respecto al año anterior para toda la red.

    La decisión responde principalmente a dos factores. La primera son las restricciones al tránsito de personas de manera unilateral por los Gobiernos tanto en Europa como en todo el mundo realizadas en un intento por reducir la propagación de la pandemia del COVID-19. En segundo término, es la drástica caída de la demanda como consecuencia de lo anterior y del temor de la población a contagiarse.

    Air France – KLM Group declara que la reducción de la oferta global podría durar alrededor dos meses, según las estimaciones más optimistas, pero podría extenderse dependiendo de la evolución de la enfermedad en el mundo y las restricciones que establezcan los Gobiernos. “El Grupo continuará monitoreando la evolución de la situación a diario”, declaran.

    Como todas las líneas aéreas, en París ya han establecido una serie de medidas a aplicar en términos operativos, financieros y organizacionales en forma inmediata, mientras se estudian otras de más largo plazo. El objetivo es asegurar la continuidad de las líneas aéreas y con ello toda la cadena asociada al transporte aéreo.

    Como parte de la reducción de capacidad, Air France pondrá en tierra a toda su flota de Airbus A380 al igual que KLM con los Boeing 747-400/-400C. En ambos casos, la paralización de estos aviones implica el retiro anticipado de la flota, la que también podría extenderse a otros modelos dependiendo del escenario futuro. El ajuste considera también la paralización de Air France Hop y de las operaciones de Transavia.

    Como resultado de la reducción significativa de la oferta global, Air France suspende a partir del 22 de marzo todos sus servicios hacia Santiago de Chile. La decisión se suma a la adoptada por KLM desde el 17 marzo. Desde la compañía francesa, explican que la interrupción de los servicios es indefinida sujeta a las evaluaciones que determine el holding en función de los distintos escenarios. “En ambos casos las medidas serían temporales, en espera que la situación sanitaria permita el levantamiento de las restricciones gubernamentales”, puntualizan.

    Para atender los pasajeros afectados, se permite el cambio de fecha de viaje o la posibilidad de emitir un voucher (EMD) por el valor del boleto o del tramo que no haya sido volado, sin penalización. El EMD no es reembolsable y tiene vigencia de un año desde la fecha de emisión y puede ser utilizado en los vuelos de Air France o KLM. Aclaran que los cambios se pueden realizar también a través de la agencia de viaje que efectúa la emisión del pasaje, en los puntos de venta y atención al cliente como en los sitios web de Air France o KLM, sus respectivas aplicaciones para teléfonos móviles o al servicio de asistencia telefónica (2 2988 4815/16).

    Como muestra de su compromiso con la conectividad de las personas y los Gobiernos ante la emergencia global, Air France se encuentra realizando vuelos de repatriación en coordinación con el Ministerio de Asuntos Exteriores de Francia y los Gobiernos de distintos países. Las operaciones especiales se están realizando hacia Argentina, Costa Rica, Cuba, Jordania, Madagascar, Maldivas, Marruecos, México, Perú, Portugal, Senegal, Tailandia, Tahití y Vietnam.

    A nivel financiero, Air France – KLM Group reconoce que, como consecuencia de la reducción de actividades, la caída en la demanda y las restricciones aéreas, el entorno financiero futuro está deteriorado en comparación con las perspectivas anunciadas a principios de año. Cuando estalla la crisis del COVID-19, la compañía estimaba un impacto negativo en el resultado operativo de €150 a €200 millones sólo para febrero y abril, considerando en ese momento las reducciones temporales de capacidad en los mercados de China y otros países de Asia, principalmente. Con una crisis global, las pérdidas se advierten mayores.

    Para hacer frente a la situación, se establecen medidas de ahorros adicionales que aportarán €200 millones para 2020, una revisión del plan de inversión con gastos de capital de €350 millones, la solicitud de crédito renovables por €1,1 mil millones, con uno similar para KLM por €665 millones. Con fecha 12 marzo, Air France – KLM Group tenían más de €6 mil millones en efectivo o equivalentes. A futuro, consideran que la caída de ingresos en el negocio de pasajeros.

    A nivel de empleo, Air France y KLM consultarán con las organizaciones sindicales para evaluar medidas a tomar en la materia considerando el fuerte impacto que está teniendo la disminución de la demanda y de las operaciones. Entre las opciones, se incluye un proyecto para implementar una actividad aérea parcial dependiendo de las circunstancias.

    Reconociendo la importancia que tienen las líneas aéreas para las economías, conectividad e integración de los países y territorios, los Gobiernos de Francia y de los Países Bajos han manifestado su disposición a otorgar apoyo a Air France – KLM. El holding declara que acoge con satisfacción las declaraciones formuladas por las respectivas autoridades.

    La industria de la aviación considera que la coordinación y cooperación con los Gobiernos será fundamental para salir de la crisis en los próximos meses. Tomando en cuenta los impactos que se visualizan a escala global, urge tomar las medidas adecuadas lo antes posible para reducir las consecuencias negativas que ya se advierten entre las que están el cierre de compañías, menos rutas y frecuencias, menos competencia y la pérdida de varios puestos de trabajos, no sólo en la industria aérea sino distintos sectores productivos del país, además de un aumento de las tarifas. Por lo mismo, se considera que el mundo tiene la oportunidad para avanzar hacia un transporte aéreo armónico en una verdadera alianza público-privada para dar sostenibilidad, competencia y satisfacción a las necesidades económicas y sociales de los países.

    Destacados

    Brasil es el primer país de América Latina en levantar las restricciones para el B737 MAX

    A una semana de que la Administración Federal de los Estados Unidos (FAA, por sus siglas en inglés) entrega la nueva certificación...

    Chile entre los cinco países más afectados de la región en conectividad aérea

    Después de figurar en 2019 como uno de los cinco países mejores conectados de la región, Chile registra una importante afección en...

    American elimina cobros por cambio de viajes hacia Centroamérica y América del Sur insertando un nuevo nivel de competencia

    Siguiendo los cambios en las políticas de viaje aplicadas en los Estados Unidos, American Airlines elimina ahora los cobros por cambios para...

    Cinco países OTAN desarrollarán proyecto multinacional para un “helicóptero de próxima generación”

    En un marco de cooperación multilateral, Alemania, Francia, Grecia, Italia y el Reino Unido unen fuerzas para el desarrollo de un futuro...

    Noticias Relacionadas

    error: Contenido Protegido !!