More

    Air France selecciona al Airbus A220 para modernizar su flota de corto alcance y anuncia retiro anticipado del A380

    Confirmando informaciones de la industria, Air France – KLM anuncia la selección del Airbus A220 para renovar los aviones de corto alcance de la línea aérea francesa en un plazo breve de tiempo. La decisión forma parte de las decisiones estratégicas en materia de flota del holding franco-holandés según los criterios de homogeneidad, eficiencia y versatilidad, además del componente de sostenibilidad, previamente definidos.

    A partir de septiembre 2021, Air France comenzará a incorporar 30 A220-300 para reemplazar gradualmente a los A318 y A319, según informa la compañía. Adicionalmente, considera agregar otros 30 equipos que están reservados mediante opciones de compra. De acuerdo con información de la compañía, al cierre del primer semestre del presente año dispone de 18 A318 y 33 A319 los que se utilizan en rutas de corto alcance dentro de Europa y el Norte de África. Considerando la cantidad de equipos, es altamente probable que los 60 A220 considerados terminen ejerciéndose.

    La orden es, sin duda, un nuevo triunfo comercial para Airbus y su modelo adoptado, el cual continúa sumando pedidos por el respaldo que entrega el fabricante europeo, posicionándolo como líder en el segmento de inferior a 150 asientos. La combinación de capacidad suficiente para atender rutas regionales desde hub, así como vuelos troncales de corto alcance y baja densidad, un menor costo por asiento (CASK) en comparación con aviones de similar capacidad y una reducción del consumo de combustible, impulsan la selección por sobre otros modelos del mismo fabricante.

    “Con una capacidad de 149 asientos y un alcance de 2.300 millas náuticas (4.259 Km), el A220 puede perfectamente utilizado para reemplazar al A318 y A319 en las rutas de corto y medio alcance de Air France”, dice la compañía. Cabe recordar que los A318 y A319 poseen una configuración de 131 y 143, respectivamente, por lo que el A220 brinda un crecimiento en todo sentido para las rutas que opera.

    La selección del A220 es sin duda un golpe para Boeing, pese a las escasas probabilidades de conseguir algún pedido de parte de la compañía gala. El fabricante estadounidense todavía puede aspirar a conseguir algún espacio con las renovaciones que deben encaminar KLM y Transavia, siempre y cuando, la paralización del B737 MAX no se extienda más allá del primer trimestre 2020. Por su parte, Airbus todavía tiene posibilidad de hacerse cargo de la renovación pendiente para los modelos de mayor capacidad de un solo pasillo, segmento en el cual los A320neo y A321neo corren con amplia ventaja bajo las directrices definidas.

    Como en el resto de las aeronaves de nueva generación que se están introduciendo, así como en las actualizaciones de productos llevadas a cabo, los A220 dispondrán de internet WiFi. Por el diseño de la cabina, los pasajeros contarán con compartimientos superiores de equipaje de mayor volumen, asientos más anchos y un mejor ambiente en cabina. La disposición de los asientos será 3-2 lo que se traduce en mayor comodidad considerando que la cantidad de pasajeros será superior a los aviones que reemplaza. “Su entrada en servicio a la flota de Air France contribuirá a un mejoramiento continuo de la experiencia al cliente”, destacan.

    “Siguiendo los recientes pedidos por A350 y Boeing 787 que Air France y KLM han colocado, estamos muy contentos de trabajar con Airbus para agregar al A220-300 a la flota, un avión que demuestra una óptima eficiencia ambiental, operativa y económica”, dice el Benjamin Smith, CEO de Air France – KLM. “La selección del A220-300 respalda nuestro objetivo de una operación más sostenible, al reducir significativamente las emisiones de CO2 y ruido. Este avión también proporcionará a nuestros clientes una comodidad adicional en la red de corto y medio alcance, y a nuestros pilotos con una cabina totalmente conectada con acceso a la última tecnología de navegación aérea. Es un paso muy importante en la transformación de Air France, y esta evolución en la flota que subraya la determinación del Grupo de alcanzar el liderazgo entre las aerolíneas europeas”.

    Fotografía Air France

    Paralelamente, Air France – KLM confirma la salida anticipada del A380 de la flota de Air France para 2022. Inicialmente, se había mencionado una reducción parcial de la flota de 10 a cinco unidades y recientemente, se consideraba un retiro total para 2024. Finalmente, la decisión del holding franco-holandés es terminar con la presencia “superjumbo europeo” dos años antes. Antes de 2022 se retirarán tres equipos de este modelo. Por consiguiente, los interiores de estos aviones no serán reconfigurados con las nuevas cabinas tal como lo están haciendo los A330-200 y B777.

    El retiro del A380 de Air France guarda relación con los costos asociados y las limitaciones que tiene la compañía para rentabilizar sus operaciones en un escenario marcado por la alta competencia, la incertidumbre global y el surgimiento de nuevos modelos de negocios en las líneas aéreas.

    “Con cuatro motores, el A380 consume un 20-25% más de combustible por asiento que los aviones de larga distancia de nueva generación y, por lo tanto, emite más CO2”, puntualiza Smith. El directivo agrega que el aumento de los costos de mantenimiento, más la necesidad de retrofit reducen el atractivo económico del avión. “Mantener este avión en la flota implicaría costos significativos, considerado que el programa fue suspendido por Airbus a principios de 2019”.

    Con la salida del A380, se abre la oportunidad para el ingreso de nuevos aviones de última generación y gran capacidad. Entre los que emergen como opciones están el A350-1000, por la “comunalidad” con el modelo -900 que se entrega a Air France en septiembre, y el Boeing 777-9, considerando que es la evolución directa del B777-300ER que actualmente cubren la mayoría de las rutas intercontinentales. Prensa en Francia, señala que las opciones se inclinarían por el modelo europeo, punto no menor, considerando el retraso informado por Boeing para el programa B777-X por el cambio en el diseño de partes del motor GE9X que indica General Electric.

    Air France – KLM señala que “está estudiando posibles opciones de reemplazo para el A380 con nuevas generaciones de aeronaves actualmente colocadas en el mercado”. Por el momento, no existe certeza cuando la compañía pueda confirmar la decisión, pero la necesidad de contar con un equipo antes de 2022 sugiere que podría darse en los próximos meses.

    La renovación de la flota favorece el posicionamiento competitivo de Air France – KLM en los próximos años, especialmente para hacer frente a sus rivales más directos como Lufthansa Group e IAG. Actualmente, Air France – KLM operan una flota conformada por 541 aviones en las líneas principales (Air France, KLM y Transavia) con las que atienden 318 destinos en los cinco continentes. Al cierre de 2018, el holding franco holandés transporta 100 millones de pasajeros, cifra que es calificada como un hito.

    Fotografía portada – Airbus

    Destacados

    Aeroméxico confirma retorno a Santiago en diciembre y proyecta operar 11.000 vuelos en toda su red

    Como consecuencia de la apertura de fronteras en Chile, Aeroméxico confirma que a partir del 10 de diciembre retoma sus vuelos regulares...

    CEO de Qantas considera que vacuna COVID-19 podría ser obligatoria para viajar

    Ante el adverso panorama global que todavía enfrenta la industria aérea para reactivar los vuelos internacionales, Alan Joyce, CEO de Qantas, plantea...

    Construido en Chile el primer jet experimental Sub Sonex de América Latina

    En lo que se considera como un progreso para la iniciativa aeronáutica privada, en Chile se construye el primer jet experimental Sub...

    Emirates ve posibilidad de reactivar toda su flota de A380 hacia 2022

    Tras sufrir un fuerte impacto por las restricciones de viaje y la paralización de sus operaciones que le reportan en el primer...

    Noticias Relacionadas

    error: Contenido Protegido !!