More

    Aerocardal se suma a Airbus y American Airlines en realizar millonarias inversiones en aeropuertos de Santiago

    Con el fin de atender las necesidades de crecimiento a corto plazo, Aerocardal abre nuevos hangares en el aeropuerto de Arturo Merino Benítez de Santiago, ampliando la infraestructura disponible para atender el aumento de la demanda de transporte aéreos privados. Desde el 15 de marzo, el nuevo edificio se encuentra disponible, y por el momento, constituye la última inversión de la empresa por convertir a sus instalaciones en las más completas del país.

    El nuevo hangar está ubicado entre la plataforma de estacionamiento “Papa” y la base de mantenimiento de LATAM. Consta de 3.420 metros cuadrados (m2) en un edificio de 8,5 metros por 38 metros de largo, aproximadamente. La instalación complementa a los otros tres hangares que la compañía dispone, y en su interior, puede albergar a tres aeronaves de gran tamaño como el Bombardier Global Express o Gulfstream G500/G650, de manera simultánea o en su defecto hasta siete aeronaves más pequeñas como un Pilatus PC-12.

    En Aerocardal, califican la infraestructura como un requerimiento esencial para atender el crecimiento del sector que bordea entre 8,0%-10,0% de acuerdo a las proyecciones realizadas con base a los resultados de los últimos años. Pensada para dar valor al tiempo de los clientes, se caracteriza por disponer de un nuevo sistema de ingreso que permite que estos lleguen directamente a su avión del exterior garantizando mayor privacidad en todos sus traslados. Se trata de una forma de dar mayor personalización de los servicios. Según Ricardo Real, gerente general de la empresa, “la gente quiere volar más tranquilo.”

    Para complementar esa propuesta, el edificio posee bodegas para que los clientes puedan guardar repuestos o equipamientos de sus aviones, conexión a internet WiFi para la carga y descarga de los datos de las aeronaves (además del uso personal que puedan hacer los pasajeros) y un circuito cerrado de televisión con cinco cámaras que garantizan la seguridad de las instalaciones.

    Aerocardal cifra la inversión en esta nueva infraestructura en aproximadamente US$1,8 millones. Es por ahora el último gran desembolso que hace el más importante y antiguo FBO de Chile con el cual pretenden mantener el liderazgo en el segmento de viajes corporativos y aportando al desarrollo del aeropuerto de Santiago como un recinto aéreo integral.

    Si se considera la construcción del nuevo edificio terminal de pasajeros (que incluye, mostradores de check-in, salas de espera, de reuniones, cafetería, sala VIP, migraciones, Aduana y control del Servicio Agrícola Ganadero), más la construcción de hangares y la ampliación de la plataforma de estacionamiento de aeronaves, capaz de soportar a equipos de fuselaje ancho como un Boeing 767, Aerocardal asegura que en los últimos ocho años ha invertido entre US$6 a US$8 millones en el aeropuerto de Santiago.

    La construcción, ampliación y mejoramiento de la infraestructura, coloca a Aerocardal en el selecto grupo de empresas y multinacionales que han realizado millonarias inversiones en aeropuertos y aeródromos de Santiago, las que se materializado en los últimos meses.

    Cabe recordar que en el tercer trimestre 2018, el fabricante europeo Airbus pone en funcionamiento en el aeródromo de Tobalaba su centro de mantenimiento, capacitación y oficinas comerciales para las divisiones de helicópteros, defensa y aeroespacial. La inversión asciende a más de US$5 millones y es la más importante que ese recinto aeronáutico recibe en las últimas décadas, en una apuesta a futuro por hacer de Tobalaba su centro de clientes del cono sur.

    En ese mismo periodo, American Airlines inaugura su primera base de mantenimiento en el aeropuerto de Santiago. Con montos que alcanzan a los US$15 millones, es la inversión directa más grande que ha realizado la línea aérea estadounidense desde su llegada a Chile hace 28 años, siendo también la más importante en términos monetarios por una compañía aérea extranjera. Estas instalaciones contemplan 16.000 m2 de los cuales 2.000 m2 corresponden a un edificio de mantenimiento, con talleres, salas de reuniones y descanso, mientras el resto de las instalaciones está conformado por la plataforma capaz de atender simultáneamente a aviones B777 y B787 Dreamliner.

    A principios de noviembre del año pasado, la ministra de Transportes y Telecomunicaciones Gloria Hutt, destaca las inversiones realizadas por American Airlines como por todas las empresas porque eso se traduce en mejoras continuas para la seguridad y el servicio. “El transporte aéreo ha experimentado un crecimiento sostenido, que da cuenta de las mayores posibilidades de las familias chilenas de poder viajar por Chile y el extranjero. Frente a ese auge, debemos responder con inversiones en infraestructura y tecnología, con el objetivo de no afectar la calidad de servicio que reciben las personas.”

    Destacados

    IATA pide a los Gobiernos claridad y coordinación en sus planes: “reiniciar una línea aérea no es como apretar un interruptor”

    Después de un comienzo de enero totalmente adverso, aún más que diciembre, la Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA) pide a los...

    Erickson evalúa relanzar el S-64 Air Crane sin pilotos en cabina

    La tendencia de quitar al elemento humano de la cabina de mando en las aeronaves continúa acelerándose con el avance de la...

    Lufthansa Group anticipa fuerte reactivación de la demanda para 2021

    “Certificados de vacunación y de pruebas digitales tomarán el lugar de las prohibiciones de viaje y las cuarentenas”, sentencia Carsten Spohr, CEO...

    United aumenta y adelanta pedidos por B737 MAX: “Será un impulsor clave de nuestro crecimiento”

    Aprovechando oportunidades de mercado, United Airlines incrementa en 25 unidades su pedido por la familia Boeing 737 MAX los que estarán destinados...

    Noticias Relacionadas

    error: Contenido Protegido !!