More

    Desregulación tarifaria en Argentina impulsa ventas de vuelos y una mayor competencia

    La verdadera “revolución de los aviones” que promueve la administración del Presidente Macri va a comenzar a manifestarse con todo, luego de que su administración pusiera término a la banda tarifaria mínima de los pasajes en vuelos domésticos. Si bien no es total, los operadores y usuarios empiezan a registrar beneficios con un escenario más competitivo en todos los frentes.

    De acuerdo con las cifras de la industria en Argentina, se habrían vendido alrededor de 3.000 pasajes en avión por hora durante la primera semana de ventas bajo el nuevo esquema. A nivel general los operadores aéreos están registrando incrementos más significativos en la tasa de ventas, con aumentos que alcanzan al 1.000% en comparación con las ventas anteriores, además de la posibilidad de lanzar promociones únicas que no se habían visto en el vecino país con los operadores de bajo costo y tarifas bajas (LCC, por sus siglas en inglés) por primera vez ofreciendo sus precios de descuento.

    En la primera semana, Aerolíneas Argentinas habría vendido más de 400.000 tickets cifra concordante que acompaña con los datos entregados por la empresa, que en su primer día de desregulación, asegura haber emitido 120.000 reservas de las cuales 66.000 corresponden a las primeras tarifas promocionales mientras que las restantes 54.000 a pasajes a precios normales. “Son pasajeros entusiasmados con la posibilidad de volar que decidieron reservar tickets aún sin descuento. Habitualmente se hacen 33.000 reservas diarias en la compañía, pero aquí se sumaron 21.000 clientes que reservaron pasajes con tarifa plena”, dice la compañía en un comunicado con fecha 02 de agosto.

    La situación es similar con LATAM que en las primeras 24 horas de venta sin banda tarifaria vende un 1.000% más con 33.000 pasajes en los destinos domésticos. Además, comienza hacer uso de promociones canje con millas para los pasajeros socios del programa de lealtad LATAM Pass y tarifas de descuento. En el caso de Flybondi, se emiten 31.076 pasajes en el primer día con precios que alcanzaban a los AR$199 por tramo ida y vuelta con impuestos incluidos y equipaje de mano ligero.

    El fin de la banda tarifaria mínima se materializa el 01 de agosto con la resolución 656/2018 que en su artículo número 1 del 30 de julio de 2018 indica: “Autorizase a los explotadores de servicios regulares de transporte aéreo interno de pasajeros, a partir de las cero (0) horas del día siguiente a la publicación de la presente resolución en el Boletín Oficial de la República Argentina, a aplicar tarifas inferiores a las tarifas de referencia vigentes para las ventas de pasajes aéreos de ida y vuelta que se realicen con más de treinta (30) días de anticipación”. Inicialmente, se había fijado el fin de la banda tarifaria para el 15 de agosto.

    El término del piso mínimo es uno de los logros más significativos que el Gobierno del Presidente Macri ha realizado en Argentina. Se entiende como parte de los esfuerzos para potenciar a la aviación como un elemento de desarrollo económico y social en el país con miras a duplicar la cantidad de pasajeros que actualmente utiliza este medio de transporte.

    Pese a ser un país de grandes distancias, con distintos centros productivos distribuidos a lo largo del país y una intensa actividad turística, la aviación no se encuentra del todo desarrollada como medio de transporte. Por mes, apenas entre 1 y 1,3 millones de pasajeros viaja en avión dentro de Argentina, lo que representa un mercado de alrededor 13 millones de personas por año. Una cifra baja considerando que el país posee un PIB per cápita de US$14.402 y una población de más de 40 millones. En Argentina, la tasa de viajes en avión por habitante es de 0,50, muy inferior a la de países como Perú con 0,54, Colombia con 0,7 y Chile con más de 1,0.

    Casi sin restricciones tarifarias, se espera que los operadores mejoren sus ingresos por ventas impulsados por el desarrollo de políticas de incentivos, que a través del factor precio puedan favorecer a que más pasajeros accedan con anticipación a pasajes aéreos de descuento. Como consecuencia, es de esperar que los factores de ocupación aumenten a partir del mes de septiembre, así como la cantidad de pasajeros transportados que alienten a introducir una mayor oferta.

    El nuevo escenario favorece una mayor competencia por parte de los actuales operadores como por el ingreso de otros nuevos, especialmente en el segmento LCC. Para los próximos meses se debiera concretar el retrasado proyecto de Norwegian Air Argentina y la instalación de JetSMART, prevista para 2019. Por su parte, las líneas aéreas ya establecidas podrían incrementar capacidad por vuelo, sumar equipos adicionales y de ser factible, introducir equipos de mayor tamaño más eficientes que favorezcan la reducción del costo por asiento (CASK).

    Destacados

    Autoridad aeronáutica europea somete a consulta pública una directiva de aeronavegabilidad para certificar al B737 MAX

    Tras calificar en los meses anteriores al Boeing 737 MAX como “una aeronave segura”, la Agencia Europea de Seguridad en la Aviación...

    Brasil es el primer país de América Latina en levantar las restricciones para el B737 MAX

    A una semana de que la Administración Federal de los Estados Unidos (FAA, por sus siglas en inglés) entrega la nueva certificación...

    Chile entre los cinco países más afectados de la región en conectividad aérea

    Después de figurar en 2019 como uno de los cinco países mejores conectados de la región, Chile registra una importante afección en...

    American elimina cobros por cambio de viajes hacia Centroamérica y América del Sur insertando un nuevo nivel de competencia

    Siguiendo los cambios en las políticas de viaje aplicadas en los Estados Unidos, American Airlines elimina ahora los cobros por cambios para...

    Noticias Relacionadas

    error: Contenido Protegido !!