More

    Aerolíneas Argentinas cambia la configuración de sus B737-800 para hacerlos más competitivos

    Como una respuesta directa a un entorno más competitivo y desafiante, por la multiplicidad de actores con nuevos modelos de negocios más agresivos, Aerolíneas Argentinas anuncia la reconfiguración de sus aviones Boeing 737-800. La decisión informada por su propio CEO Mario Dell’Acqua, ese entiende como una decisión lógica que no sólo da respuesta al nuevo escenario que la línea aérea enfrenta sino que espera enfocar su producto a una realidad más adecuada para el mercado doméstico argentino y las rutas sudamericanas.

    Con una inversión estimada en US$15 millones, Aerolíneas Argentinas espera reconfigurar los 31 B737-800. La reconfiguración considera eliminar la sección de Club Economy (Business Class para vuelos domésticos y sudamericanos), conformada por ocho asientos, y reemplazarla por una cabina única de Economy. De esta manera, la capacidad de esta flota pasará de los actuales 170 asientos a un máximo de 186-189 asientos, lo que se traduce en un incremento de 10% en la cantidad de pasajeros transportados. Serán 500 asientos adicionales equivalentes a tres aviones adicionales.

    Por el momento, la flota de B737 MAX 8 recientemente incorporada no se vería afectada por la medida, dado que estos aviones serán asignados a rutas de más larga distancia como Buenos Aires (EZE) – Punta Cana, por ejemplo, u otras rutas sudamericanas en donde una clase Business puede ser más necesaria o valorada por los pasajeros.

    Con esta medida Aerolíneas Argentinas da un paso lógico y necesario que le permite disminuir sus costos (CASK, por ejemplo) y ofrecer un producto más acorde a la realidad de los vuelos de corto-medio alcance. Según la empresa, la acción generará ahorros al Estado (propietario de la línea aérea) por US$73 millones hacia 2020.

    El proceso de reconfiguración de interiores comienza en el mes de junio en los talleres de la propia empresa en Buenos Aires. Para fines de año, espera contar con al menos 20 B737-800 reconfigurados y el resto de los aparatos para el transcurso del año 2019. De esta manera, el plan de trabajo asegura contar con los ahorros prometidos en la fecha que correspondan.

    La medida se califica como coherente y necesaria para que Aerolíneas Argentinas pueda desempeñarse mejor y sea capaz de introducir innovaciones comerciales en sus vuelos de corta y media distancia, como por ejemplo, una mayor segmentación del pasaje con precios más económicos. Así, puede responder o competir con las ofertas de las líneas aéreas de bajo costo y tarifas bajas (LCC, por sus siglas en inglés), además de una creciente competencia de parte de otras líneas aéreas que operan en o hacia Argentina.

    En el Foro de Líderes de la Asociación Latinoamericana y el Caribe de Transporte Aéreo (ALTA) que se celebró en Buenos Aires en noviembre pasado, Aerolíneas Argentinas había adelantado que parte de las acciones para este año serían buscar una mayor segmentación del pasaje y otras transformaciones para seguir compitiendo. “Tenemos un plan para competir con este nuevo tipo de mercado y consiste en segmentar más para atraer a un nuevo colectivo (de pasajeros) a viajar en avión. Somos (Argentina) uno de los países de la región con los niveles per cápita más bajos. Si bien no es el menor, estamos en la mitad de lo que tiene Chile y un poco menos que en Colombia”, comentaba Diego García, gerente comercial de la estatal trasandina, en relación al surgimiento de las LCC en la región.

    Al incluir la totalidad de la flota B737-800 en la reconfiguración de los aviones, la línea aérea se asegura una estandarización que brinda una completa flexibilidad al momento de programar un avión en una ruta doméstica e internacional. En un futuro y si lo considera conveniente, la nueva configuración permitiría instalar también una cabina flexible con una clase Premium en los mismos asientos de Economy y con una simple separación, tal como ocurre en los vuelos de corto alcance de Europa o como lo hace LATAM en rutas internacionales sudamericanas operadas con su flota de fuselaje angosto.

    Para el pasajero, la densificación de los B737-800 no debiera representar una penalización en la confortabilidad dado que el incremento de la cantidad de asientos es por la eliminación de la sección Club Economy y no por una reducción significativa de la separación entre las filas.

    Actualmente, la flota de corto-medio alcance de Aerolíneas Argentinas está conformada por ocho B737-700 en proceso de retiro, 31 B737-800 y cuatro B737 MAX 8. Por el momento, la flota de Embraer ERj190 de Austral no se verá incluida en la reconfiguración de interiores debido a que la empresa está evaluando su retiro, el cual probablemente ocurra con una ampliación de la flota B737.

    Destacados

    Tráfico aéreo de pasajeros en Chile mantiene una caída significativa en octubre, pese a crecimiento del tráfico doméstico

    Con una caída de 77,9% en vuelos internacionales y domésticos durante octubre en comparación con el mismo mes 2019, el tráfico aéreo...

    Ciudades en Norteamérica se preparan para la llegada de los eVTOL

    Con el desarrollo de nuevas tecnologías, se comienzan a identificar ciertos segmentos de la industria aérea del transporte en la que los...

    American Airlines proyecta reactivar sus B737 MAX hacia fin de mes

    Tras recibir la certificación por parte de la Administración Federal de Aviación de los Estados Unidos (FAA, por sus siglas en inglés),...

    Ryanair da un voto de confianza a Boeing al encargar más B737 MAX 200

    Aprovechando las oportunidades de mercado, Ryanair realiza un pedido por 75 aeronaves Boeing 737 MAX 200 incrementando su cartera de pedidos a...

    Noticias Relacionadas

    error: Contenido Protegido !!